Consejos

Cómo escribir un plan de tiempo para alimentos y nutrición


Aunque la batalla por la pérdida de peso a menudo se decide por el cumplimiento del plan, es posible perder la pelea incluso antes de comenzar. Los planes de dieta mal construidos pueden inhibir el progreso, lo que dificulta alcanzar sus objetivos a pesar de su dedicación. Evite este escollo común practicando un buen manejo del tiempo para la nutrición, estableciendo objetivos razonables y un marco de tiempo razonable para su finalización.

Establecer su meta

Establezca un objetivo general para su plan nutricional. Evite objetivos vagos como "perder grasa" o "ganar músculo". Establezca objetivos cuantificables como "perder 20 libras" o "encajar en un vestido talla X". Haga su objetivo general concreto.

Establezca un marco de tiempo realista para lograr su objetivo. Espere perder aproximadamente una o dos libras por semana. Entonces, si está decidido a perder 20 libras, espere que tome de 10 a 20 semanas.

Divida su objetivo general en "mini objetivos", con las fechas correspondientes para su finalización. Por ejemplo, si desea bajar 20 libras en tres meses, uno de sus mini objetivos debería ser perder al menos 10 libras en seis semanas. Establecer y realizar un seguimiento de los objetivos pequeños hará que su plan de tiempo sea más manejable y le hará saber si está a tiempo.

Tenga cuidado con el drástico corte de calorías al comienzo. Una libra de peso es de 3.500 calorías, por lo que debe crear un déficit de 3.500 calorías por semana (solo 500 por día) para mantener el ritmo. Incorpore pequeños déficits calóricos (200-300 calorías por día) combinados con 200-300 calorías adicionales del ejercicio. Puede reducir su consumo nuevamente en 200-300 calorías cuando sus esfuerzos por perder peso se estancan, pero no antes.