Comentarios

Técnicas para ajustar a gran altitud


A grandes altitudes, el aire es más delgado, lo que resulta en menos oxígeno disponible. Las personas que viven a gran altura están acostumbradas a ajustar su respiración a un aire más delgado, pero visitar grandes altitudes puede plantear problemas de salud. La falta de oxígeno puede causar mal de altura, lo que resulta en dolores de cabeza, mareos y dificultad para concentrarse. En casos extremos, el mal de altura provoca pérdida de conciencia, problemas para caminar y problemas cardiovasculares como el edema pulmonar. A diferencia de muchas otras enfermedades, no hay forma de predecir quién contraerá el mal de altura. Sin embargo, hay pasos que puede seguir para minimizar su riesgo.

Ascenso controlado

La forma más efectiva de reducir el riesgo de mal de altura es ascender lentamente a elevaciones altas. Convierta un viaje de un día en un viaje de dos o tres días de duración para darle a su cuerpo tiempo para adaptarse a altitudes progresivamente más altas. Ascender rápidamente a grandes altitudes, especialmente si vives al nivel del mar o cerca de él, es el mayor factor de riesgo para desarrollar el mal de altura.

Hidratación

La deshidratación hace que sea más difícil para su cuerpo adaptarse a elevaciones más altas. También puede exacerbar los síntomas del mal de altura al causar mareos, temblores y dificultad para concentrarse. Si bien la hidratación adecuada no necesariamente evitará el mal de altura, deshidratarse aumenta significativamente su riesgo. Evite la cafeína y las bebidas azucaradas, las cuales pueden aumentar su riesgo de deshidratarse.

Medicación

Los medicamentos como la acetazolamida pueden, según la Clínica Mayo, ayudar a prevenir el mal de altura. Las personas que previamente han tenido mal de altura tienen un mayor riesgo de enfermarse nuevamente, así que consulte a su médico sobre una receta si le preocupa su riesgo. Gingko biloba puede mejorar la circulación, y la vitamina C y otros antioxidantes reducen la presencia de radicales libres en el cuerpo. Si bien la investigación sobre la efectividad de estos medicamentos es mixta, la Clínica Mayo informa que algunas personas han evitado con éxito el mal de altura con suplementos naturales.

Descanso

Viajar puede causar estragos en su cuerpo al causar desfase horario y agotamiento. Cuando está agotado, es difícil pensar con claridad y su cuerpo es más susceptible a las enfermedades. Si está haciendo un viaje largo, descanse mucho antes de ascender a elevaciones más altas. El descanso le permitirá planificar inteligentemente su ascenso, y el agotamiento puede exacerbar los síntomas del mal de altura.