Consejos

Cómo mejorar la elasticidad muscular


Para mejorar la elasticidad de tus músculos, concéntrate en mejorar tu flexibilidad y rango de movimiento a través de ejercicios regulares de entrenamiento de flexibilidad. La elasticidad de un músculo se refiere a su capacidad para estirarse en una forma particular. A medida que el cuerpo humano envejece, pierde parte de su elasticidad muscular natural, lo que hace que el entrenamiento de flexibilidad sea una buena adición a su rutina de ejercicios a cualquier edad. Se recomiendan diferentes tipos de estiramientos antes y después de su entrenamiento. Los estiramientos dinámicos se realizan mejor antes de un entrenamiento, mientras que los estiramientos estáticos deben guardarse para después de un entrenamiento.

Perro mirando hacia abajo

Paso 1

Realice el estiramiento de yoga Perro mirando hacia abajo para estirar todo el cuerpo desde los dedos de las manos a los pies. Colóquese a cuatro patas con las rodillas alineadas debajo de las caderas y las muñecas directamente debajo de los hombros. Apunte sus dedos hacia adelante.

Paso 2

Meta los dedos de los pies debajo y exhale, presionando las caderas hacia arriba y hacia el techo. Estire las piernas y presione los talones hacia el piso.

Paso 3

Presiona tus manos contra la colchoneta y estira los brazos. Estire la espalda y alinee la cabeza con la columna vertebral.

Paso 4

Mantenga el estiramiento durante 30 segundos a un minuto, respirando normalmente. Para salir de la pose, deja caer las rodillas al suelo y siéntate sobre tus talones.

Patadas dinámicas de pierna

Paso 1

Mejora la elasticidad de los músculos de tus piernas realizando patadas dinámicas. Los estiramientos dinámicos se realizan mejor después de calentar el cuerpo y antes de sumergirse en su ejercicio cardiovascular o de entrenamiento de fuerza.

Paso 2

Ponte de pie con el lado derecho frente a una pared. Sujétese a la pared con su palma derecha para ayudar con el equilibrio.

Paso 3

Cambia tu peso sobre tu pierna derecha. Levanta la pierna izquierda y balancea la pierna hacia adelante y hacia atrás. Comience con un pequeño movimiento que se desarrolla gradualmente con cada repetición. Realice de 12 a 15 repeticiones, luego cambie de lado.

Curva hacia adelante

Paso 1

Realice una curva estática hacia adelante durante al menos 30 segundos después de hacer ejercicio. Una curva hacia adelante aumenta la elasticidad en las pantorrillas, los isquiotibiales y la espalda baja.

Paso 2

Párate alto con una columna recta. Bisagra en la cintura, exhala y dobla hacia adelante, acercando tu pecho a tus muslos.

Paso 3

Extiende tus brazos hacia el piso, tocando el piso o cualquier parte de tus piernas, dependiendo de tu flexibilidad. Deja que tu cabeza cuelgue suelta. Permanezca en esta postura durante 30 segundos a un minuto, respirando normalmente.

Propina

  • No contenga la respiración durante ningún ejercicio; Si no se indica una técnica de respiración particular, respire profunda y uniformemente en todo momento.
  • Siempre calienta durante 5 a 10 minutos antes de estirar. Sus músculos necesitan estar calientes para reducir su riesgo de lesiones.